La confusión consiste en llevar a cabo cualquier comportamiento idóneo para que se atribuyan como propios las actividades, las prestaciones o el establecimiento de otro empresario.

Esta entrada fue publicada en glosario. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *